Dulia es el sueño cumplido de los hermanos Serna.

Noelia y César Serna crecieron en la fábrica de bollería industrial de su padre: Dulca, situada en Peñaranda de Bracamonte. Desde pequeños, siempre tuvieron la ilusión de tener sus propias fábricas para extender la producción hacia otras líneas de producto.

Así, en 2007 y 2010, respectivamente, compraron los Hornos de Tuesta y de Almansa, en donde comenzaron su propia aventura.

Actualmente, bajo su marca producen croissants rellenos, muffins y magdalenas o pan de molde, entre otros productos.