Con su textura suave y cremosa con notas de avellana y vainilla podemos decir que es… ¡el placer hecho croissant!